miércoles, junio 02, 2004

Un debate entre Borrell y Mayor estéril, aburrido y falso

textoalternativo

El debate en Telecinco ha sido lamentable. La puesta en escena era espantosa, el moderador ha dado la impresión de ser un jovencito sin criterio al que el asunto le venía muy grande. Y los candidatos... Menuda pareja. Mayor Oreja, en su línea de soberbia sigue creyendo que con poner cara de bueno y hablar despacio tiene todo el pescado vendido. Pero resulta que la gente ya sabe que todo eso es una fachada, que en relidad es un señor muy poco dialogante, con tendencia a la ira cuando se le contradice y que, encima, como quedó de manifiesto en el debate, no se prepara los temas. Borrell en su línea, con ese aspecto de señor antipático de la Cataluña profunda. Con cara y maneras de prepotente, con una tendencia compulsiva a la pedantería, agresivo en el ataque y frágil a la hora de encajar la crítica. Mientras Mayor tenía el aspecto de eso, de un señor mayor, desconectado de la realidad y con más necesidad de cariño que capacidad de liderazgo, Borrell parecía un robot, frío como el hielo, sin poder quitar de su rostro esa sonrisa suficiente que le hece tan antipático a pesar de su indiscutible competencia y brillantez dialéctica. Mayor, por no preparar, ni sabía donde estaba la cámara, algo que llevaba bien aprendido Borrell. De los contenidos ni hablo, porque no existieron. El debate demuestra que por encima de demagogias, estos debates sólo son un espectáculo inútil destinado a las masas y a los índices de audiencia de televisión. ¿Quien queremos que nos gobierne? ¿Quien lleve la corbata más bonita, se equivoque menos veces, tenga la sonrisa menos cínica o quien sea más competente para gestionar la cosa pública? Los debates son una estupidez más, que la gente utiliza para no tener que leer un programa electoral. Un espectáculo más que hemos importado de EE.UU., como la NBA, el Mc Donalds o la coca cola. Y tan imbécil e imbecilizante como ellos.

|

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Soy Reyes, de Semos Fabulosas, que no quiero firmar como Anónimo.

Me parece muy inteligente tu actitud : Hacer como que eres imparcial, dando un poquito de caña a cada uno, casi por igual, no me caso con nadie, éste se equivoca aquí y este se equivoca allá... para dejar después, astutamente deslizar, un par de elogios a favor de uno, claro, como quien no quiere la cosa, disimuladamente. Y ese uno es Borrell, claro, el corrupto, que eso se te ha olvidado.

Buenos días, Raro

2 de junio de 2004, 12:01  
Blogger gbareno said...

Bueno, nunca he pretendido ser imparcial, cosa por otra parte imposible. Por si no está claro dire que en mi opinión Borrell es un político mucho mejor preparado que Mayor Oreja, que apenas abe algo de terrorismo y no demasiado, a juzgar por sus propias palabras. ´De todas formas insisto en que una cosa es estar preparado, como Borrell, y otra ser un buen un buen político, que no creo que lo sea.

2 de junio de 2004, 13:55  
Blogger Maribel said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

2 de junio de 2004, 14:52  
Blogger Maribel said...

De acuerdo sobre el tema de los debates, al final sirven de poco, cada uno vota a quien tenía pensado inicialmente sin que el enfrentamiento altere los resultados.
Dos cosas que no te perdono: lo de la coca-cola :P (no renuncio a ella por muy cochinada yankee que sea), y lo más grave... que tengas un blog tan atractivo! ya estoy enganchada ;D

2 de junio de 2004, 14:56  
Blogger gbareno said...

Gracias por tus comentarios Maribel. Espero que tus visitas continüen. A ver si el próximo debate da paramás, aunque no espero mucho.

2 de junio de 2004, 14:59  

Publicar un comentario

<< Home